REFERÈNCIES A EXPOSICIONS D'EN PERE PORQUET

     
 

“En las Galerias Syra expone el pintor Pere Porquet. Se trata de una obra a la vez cruda y poética. En sus figuras no es difícil advertir las deformaciones de los más acusados expresionistas. En sus paisajes, bien pastados, se recoge la vibración y el pálpito de la tierra, en gradaciones cromáticas no violentas, con predominio de ocres. Se trata de una pintura intelectual y al mismo tiempo muy sensible, donde pugnan realidad y trascendencia. Pintura densa,desnuda de artificio, rica en ritmos y muy ascética.”

Rafael Manzano

Solidaridad Nacional.Barcelona,12.10.69

 
     
 

“Es evidente la carga anímica de que proceden y a la cual deliberadamente trata de dar expresión en tales obras. A ello de debe quizá, que su mundo tenga algo de enrarecido, de ahogado, con mucha música interior, pero como asordada, enclavijado siempre su sentir a esa introversión que él proyecta sobre cualquiera de los temas... No hay apenas valores ni términos en sus lienzos, pero todo aparece movido en ellos por el dinamismo que infunde a la composición – ésta, por líneas o franjas ondulantes, muy en la tónica modernista-, así como por la fluidez de las manchas que, pese a lo grumosa que en ocasiones es la factura, comunica muy sutiles vibraciones a sus obras. Pintura íntima, intimista más bien, no deja de tener ciertos puntos de contacto con la así denominada de París ( la de un Bonnard por ejemplo), aunque en el caso de Porquet hay algo así como un ingenuismo de la mejor ley”

Santos Torruella

El Noticiero Universal. Barcelona, 15.10.196
 
     
 

“ Nos hallamos ante un pintor profundamente preocupado por una expresión justa y honesta de su visión. Ninguna concesión a la galería, pero tampoco ningún intento de “épater” . Simplemente un expresionismo personal, alejado de todo encasillamiento de escuela. Todo esto ofrece este artista, con una paleta sincera y pincel dúctil. Desde su rotundo geometrismo hasta su construcción en mórbidos espirales mucho más vaga e inconcreta, reflejo de unpensamiento todavía no cristalizado, Porquet muestra una concepción del paisaje que si bien no es realista, - en el discutido sentido que se da a la palabra-, tampoco está en contraposición con la objetividad.Se trata, realmente, de una interpretación personal del paisaje en el que el artista implica algunos de sus conceptos vitales y que ofrece al espectador con una buena dosis de ingenuidad, en la más noble acepción del vocablo. La pintura de Porquet es la expresión de un mundo íntimo, concienzudamente elaborado y constantemente enriquecido”

Manuel Costa Fernández

Sabadell. Sabadell, 14.1.1970

 
     
 

“Un estallido de luz y sobretodo de color; se trata por tanto de una pintura no descriptiva, sino lírica... Nobusquen descripciones ni se quieran identificar lugares. Aquí el mundo exterior es un leve pretexto, una lejana llamada para los paisajes del alma. Estos campos, estos árboles no están fuera del pintor sino dentro de él; no están en su circunstancia sino en su esencia.”

Juan Vilaró

Manresa. Manresa, 27.9.1972

 
     
 

Su pintura es toda ella una exaltación del color a través de pinceladas nerviosas, llenas de fuerza hasta, si se quiere, de desencadenada pasión. Hay un entusiasmo evidente en esta manera de ver, sentir e interpretar el paisaje, de penetrar en él un poco en el instinto, la sensibilidad lo vivo y la violencia del impulso espontáneo pero seguroa, casi radical. Todo vibra en este expresionismos desbordado y candente y, sin embargo, sujeto al equilibrio de su orden luminoso. El color condensa en él sus ritmos y les da forma sutil y densa al mismo tiempo. Pintura de dicción casi dramática por el deseo de alcanzar un hondo y sensual lirismo.

Fernando Gutierrez

La Vanguardia Española, Barcelona, 7.4.1973

 
     
 

Les pintures d’en PerePorquet demostren, un cop més, i sense voler, que en art no és el tema lo primer, ni quasi lo últim. Que artísticament, el tema desapareix per a quedar-nos un espectacle nou.

Cal saber que són paisatges en els que reconeixem muntanyes, els camps, els arbres?. Tot és vibració d’una ,mateixa energia: colors deixats anar, colors en flamarades. Situats davant d’aquestes coses concretes, la mirada les travessa, sense ignorar-les, per descobrir la seva amagada plenitud. I la contemplació, encara que amb ulls nusos, és una festa, la del món com vist per unj màgic calidoscopi transfigurat.

És la d’en Pere Porquet, una pintura que ens ofereix una imatge, que per ser realista, és apassionadament subjectiva. El que veiem és la pròpia mirada de l’artista. I tot vibra musicalment.

Josep Corredor-Matheos

Text exposició Galeria 77. Barcelona,Juliol 1978

 
     
 

M Denis ja va dir que un quadre era una superfície coberta per colors disposats en un cert ordre. També per a la pintura de Porquet s’escau la teoria de les deformacions del mateix Denis: L’una l’objectiva, que s’aferma en una concepció purament estètica y decorativa, sobre principis tècnics de coloració i composició i l’altra la subjectiva, que fa entrar en joc la sensació personal de l’artista, la seva ànima, la seva poesia, amb també un cert sentiment de la natura, el qual teòricament, exclou almenys, l’abstracció i la literatura.”

Pilar Parcerises

Regió 7. Manresa, 6.5.1979